LOS MARIDOS VII. 20-12-07 Salem

Si ya has visitado Nueva York o vives en la ciudad, cuéntanos tu experiencia y danos tus consejos. Cuéntanos lo que para ti es imprescindible conocer de Nueva York, lo que más te gustó o lo que jamás volverías a repetir.

Moderador: guiadenuevayork.com

Man77
Mensajes: 261
Registrado: 16 Ago 2007 10:30 am
Ubicación: Valencia

LOS MARIDOS VII. 20-12-07 Salem

Mensajepor Man77 » 28 Feb 2008 02:49 am

20-12-2007 SALEM

La imagen desde la ventana del hotel es impactante. Cae una nevada alucinante. Hay vehículos limpiadores en la calle porque los finos copos se acumulan con rapidez. Mi marido me dice que esa nevada no tiene pinta de ser corta, así que me asusto viendo peligrar nuestra escapada a Salem. Bajo corriendo a recepción a ver qué me dicen, pero allí se ve que están muy acostumbrados a estas cosas y la chica me mira como si fuera de otro planeta: “En todos los años que tengo no he visto jamás que se corte la línea de tren por una nevada.” Me parece estupendo, guapa, porque en España en cuanto el tiempo se joroba un poco tenemos Apocalipsis en las infraestructuras. Me manda a una señorita de sonrisa resplandeciente que se ocupa de la atención a los clientes y que me llena los bolsillos de folletos de Salem y de los horarios del tren. “No se preocupe usted por el tiempo.”
Pues nada, nos fiamos y, aun a riesgo de quedarnos aislados y tengamos que pasar la noche entre brujas, cogemos un metro hacia la North Station para coger un cercanías.

Sin ningún problema compramos dos billetes de ida y vuelta para Salem. Hay bastante frecuencia de paso, así que en pocos minutos salimos de viaje. Nos hemos comprado unos zumos y unas tartaletas de grosella para el tren y como nos da miedo que nos las confisquen (ya no sabe uno a qué atenerse con lo paranoicos que pueden llegar a estar) nos las comemos a escondidas.

El trayecto dura apenas 25 minutos. No para de nevar y el paisaje es solitario y melancólico. Se aprecian zonas húmedas, como lagos o marismas de algún tipo, que deben estar llenas de vida entre mayo y noviembre, pero ahora ofrecen un aspecto sobrecogedor, cubiertas de blanco y envueltas en una neblina gris.

Pasamos varios pueblos de película, pero que son los decorados de la realidad que estamos viviendo nosotros y nos sentimos transportados al mundo épico del cine. ¡Qué emoción recorrer estos caminos!

Imagen

Salem nos recibe silenciosa, encogida por la extrema climatología. Me gustan las nevadas porque son aparentemente tranquilas, nos hacen creer que el mundo se envuelve en algodón, pero son implacables y van cubriéndolo todo con su incansable tarea, se forman charcos y traicioneras placas de hielo por los sitios donde la gente va pisando. Pero pisar la nieve recién caída, con su suave crujir, es una experiencia emocionante para los que no estamos acostumbrados.

Caminamos por Washington St. y enseguida vemos una especie de cafetería / lugar de comida rápida perfecto para almorzar. Un par de chicas pizpiretas, como recién salidas de una High School atienden al escaso personal con una agradable mezcla de rutina y calidez, todo como muy cotidiano. Las 10 de la mañana de un día cualquiera.

En cuanto nos oyen hablar, las camareras deducen que somos extranjeros (¡qué sagaces!) y se quedan ojipláticas al saber que somos de España. “¿Y qué se les ha perdido en Salem a dos españoles?”, “Turismo, guapetona”, “¿Turismo?” (creo que la chica asociaba la palabra turismo a una playa del Caribe), “Pues sí, es que somos así de originales”. Y a mí es lo que más me gusta: sentirme fuera de un circuito turístico, en medio del día a día de un pueblo de la costa de Masschusetts, en un lugar inesperado un jueves cualquiera.

En la calle sigue nevando y no es mucha la gente que sale a pasear. Recorriendo las calles del centro de Salem nos sentimos extrañamente libres, tan lejos de nuestros lugares de origen, en el último sitio al que la lógica debería habernos llevado, enfundados en unos chubasqueros baratos comprados de urgencia y hundiendo en la nieve fresca las botas de gore-tex que salvaron nuestros pies del frío y la humedad. Recordamos este día con especial cariño, parecíamos esquimales a la caza del oso polar en aquella ciudad fantasma que parecía haber sido montada para nosotros.

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

No recuerdo ningún “monumento” de especial relevancia en Salem. Es quizás el conjunto, como típica ciudad de Nueva Inglaterra con 400 años de historia, lo que la hace interesante. No niego que es posible que las particulares condiciones en las que la conocimos nos hayan influenciado en nuestra percepción, pero creo que también nos habría gustado en otras épocas del año.

Entramos en un par de tiendas de regalos y souvenirs, a mi gusto totalmente prescindibles, que explotan la parte más superficial y kitsch del tema de la brujería, pero comprendo que forma parte de lo esperable. Una de las propietarias de estas tiendas nos comenta que sí que hay en Salem mucha gente (seguramente atraída por la fama del lugar) que se dedica y cree en temas de brujería, pero de manera muy distinta a la manera en que se entendía cuando los hechos que dieron fama a esta localidad tuvieron lugar, en el siglo XVII. Nos cuenta que la gente que hoy en día está metida en estos temas lo vive más en la onda de la New Age, las fuerzas de la naturaleza y toda esa parafernalia. Para conocer el hecho histórico, sin embargo, vamos a acercarnos al Museo de las Brujas (http://www.salemwitchmuseum.com/). Caminamos a través de las calles del centro de Salem, que imaginamos deben ser muy animadas en otras épocas del año. Nos resulta un poco más difícil orientarnos a causa de la nieve, pero encontramos el museo enseguida y rezamos porque esté abierto. El portón de la fachada que imita un templo antiguo está entreabierto pero dentro están únicamente los trabajadores del museo. Están esperando una excursión de escolares que están al llegar y nos dicen que nos pueden colar con ellos al pase y que no nos cobran la entrada. “¡Pues muchas gracias!”, así que entramos a una sala muy amplia que está a oscuras, con un enorme pentáculo en el suelo donde están escritos los nombres de las personas que murieron a causa de la caza de brujas. Los escolares llegan en estampida, sin muchas diferencias con los grupos de adolescentes españoles, pasotillas e insolentes en su mayoría. Me entero de que vienen de Rhode Island. Son ruidosos y están más ocupados con sus tejemanejes de ligoteos que en otra cosa.
El show comienza y nos ponemos los cascos que nos han proporcionado para escuchar la audición en castellano. El sistema no es muy sofisticado que digamos: se trata de un viejo casette de cinta. Le damos al play al tiempo que oímos la voz en off del sonido ambiente. La locución está doblada a un simpático español sudamericano, pero a mitad de cinta a mi marido se le acaban las pilas del casette y le tengo que dar el mío y acabar la historia intentando entender el inglés ininteligible de la grabación.
No voy extenderme demasiado, sólo os cuento que narran toda la historia de los juicios de brujería mediante una serie de escenas con monigotes (como si fueran fallas) que se van iluminando acompañadas de efectos sonoros. La representación no es que sea muy brillante, pero no se queda corto a la hora de calificar el suceso como episodio de histeria colectiva en un momento histórico de represión religiosa, donde se creía en los pactos con el diablo.
Como no podía ser de otra manera, la visita acaba con la tienda de souvenirs, cuál de todos más cutre. Los adolescentes compran chorradas compulsivamente y nosotros nos vamos por donde hemos venido.

La visita al mueseo resulta un tanto decepcionante, pero al menos nos hemos enterado de la historia. Nuestro próximo destino en Salem es la zona de los muelles, donde se encuentra la famosa Casa de los Siete Tejados, en la que se inspiró la novela de Nathaniel Hawthorne, nativo de la localidad y autor también de “La letra escarlata”. Derby Street bordea el puerto y ofrece estampas de lo más pintorescas. Está llena de tiendas de recuerdos y restaurantes para la avalancha de visitantes cuando el tiempo es más amable, pero nosotros, que somos turista impredecibles, estamos hoy aquí y vamos echando un ojo para ver dónde comer.

Imagen
Imagen

La casa, originaria del s. XVII pero remodelada en varias ocasiones, parece sacada de una historia de terror con esas paredes en madera oscura. Junto a ella trasladaron hace unos años la casa natal de Hawthorne y juntas forman un curioso conjunto junto al mar. Esperamos a la guía de la visita en una pequeña sala de techo bajo que ya de entrada te transporta a la época. La chica que nos va a enseñar la casa, sin embargo, es de lo más moderna. Rubia y bajita pero muy guapa, lleva unos piercings de lo más juguetones y sonríe con una frescura que realmente me es muy simpática. Somos los únicos visitantes y me toca hacerle la traducción simultánea a mi marido. Las estancias de la casa recrean las épocas y los avatares que ha vivido la construcción, las historias de sus propietarios (capitanes de barco del diecisiete y acaudaladas familias dieciochescas) y las extrañas vicisitudes de sus reconstrucciones. La casa fue salvada de la destrucción “in extremis” gracias a una dama que le dio un uso turístico (por ser la casa de la novela) hace 100 años para dedicar la recaudación a un refugio para niños pobres.

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

La visita resulta de lo más instructiva, vemos también la casa de Hawthorne, más pequeña y modesta y nos despedimos de la chica de la sonrisa ultrablanca como la nieve de Salem.

Mientras vamos a comer, mi marido, que en todo se fija y todo lo comenta, me dice: “¿Has visto lo blancos que tiene esta chica los dientes? Pero es que desde que hemos llegado me he dado cuenta de que hay mucha gente con sonrisas espectaculares... aquí hay truco, se debe estilar mucho lo del blanqueamiento dental. ¡De eso me tengo que enterar yo!” Pues sí, la verdad es que hay mucha gente guapa por todas partes con dientes de un blanco nuclear, ¡pero es que este es el país de la estética! (y a la vez el de mayor índice de obesidad del mundo, contrastes que tiene la vida, oye).

Entramos a comer a un sitio llamado “In a pig’s eye”, ¡qué cachondos! Y, ¿qué comeremos junto al puerto de Salem? Pues un estupendo guiso de pescador (Fisherman’s Stew) y el filetaco de atún más tierno que hemos probado nunca. El local lo llevan dos mujeres contundentes, de las de armas tomar, y además con un humor de lo más auténtico: nos echamos unas risas con ellas a colación del letrero que tienen sobre la puerta de salida de la camarera: “Beware with the waitress” (Cuidado con la camarera).

Imagen

Oscurece pronto en esta época del año, así que nos vamos a ir acercando al tren para volver a Boston, no sin antes comprarnos unas camisetas de recuerdo de Salem con diseños demoníacos...

Imagen

Bajando a los andenes intentando no matarnos con el hielo le preguntamos a una chica en qué andén debemos ponernos para evitar irnos en sentido contrario. La chica resulta ser una enfermera de padre dominicano, una excéntrica divertidísima que habla un español catatónico y que resulta ser una compañía deliciosa en el viaje de vuelta. Nos llama “los caballeros españoles” y le encanta que nos hayamos casado. Se ríe con un desparpajo muy alejado del carácter solemne de los bostoniano, nos dice que ella es un poco un bicho raro en esa sociedad donde la vida consiste en trabajar aunque no tenga más remedio que pasar por el aro porque vive y se mantiene sola. Saluda al interventor del tren como si fueran amigos de toda la vida y éste sonríe bajo el bigotillo (¿por qué todos los interventores de tren llevan bigote?) y realiza su ritual de taladreo de billetes como si tocara unas castañuelas. Hace un montón de agujerillos marcando el día, el destino y yo que sé qué más, llenando todo el suelo con una especie de confeti rosa.

Nos da pena despedirnos de nuestra enfermera, con su pelo negro ensortijado y esos ojos pícaros que brillan en medio de la nieve. “¡Qué les vaya bien caballeros españoles!” Encantados de haberte conocido.

Boston está precioso después de todo el día nevando. Los tejados está cubiertos de blanco y las ramas de los árboles recubiertas de algodón. Es nuestro sueño de una blanca Navidad.

Imagen
Imagen
Imagen
Imagen
Imagen

Hoy cenaremos en el Quincy Market, me desespero ante la variedad de posibilidades, pero consigo hacerme con una bandeja de pollo con verduras y un poco de arroz y nos sentamos en los “merenderos” bajo la cúpula central del mercado. Después nos vamos a dar una vuelta por los puestecillos de alrededor y descubro que he perdido mi gorro de NY. ¡Maldición! Me toca comprarme uno con una inmensa B bordada en la frente. Hay un puesto con merchandising del bar de Cheer’s, ¿os acordáis de la serie? Pues el bar está aquí, así que decidimos pasar por allí a tomar algo antes de volver al hotel. Está casi al lado del Massachussets State House, así que nos pilla de camino. La entrada es la que salía en la serie, con esas letras doradas y la escalerita que baja. ¡Unas fotos! Hablamos con la camarera y nos cuenta que, obviamente, la serie se grababa en un estudio, no en el bar. Ya decía yo que por dentro no era igual, pero nos cuenta que en Quincy Market han construido una réplica del set de la serie. ¡Jo! No nos hemos dado cuenta, pero bueno, hemos estado en el auténtico.

Imagen

Volviendo al hotel, mi marido (que como ya os he dicho, todo lo ve y de todo se da cuenta) me señala un enorme fajo de billetes dentro de una papelera. Tras mi primer impulso de cogerlo y salir corriendo, recapacito y me da un poco de mal rollo. “Hay un tío ahí que mira mucho”, me dice mi marido “vámonos no sea que nos metamos en un lío, que de pobres no vamos a salir”. Tiene razón, pero os aseguro que había varios cientos de dólares. No sabemos si era de juguete o qué podía ser aquello, pero ¿qué habríais hecho vosotros?

Hoy se acaba nuestra aventura en Boston, pero mañana continua la que interrumpimos en NY, ¿venís con nosotros?

Avatar de Usuario
juliusin
Mensajes: 617
Registrado: 15 Ene 2008 11:41 am
Ubicación: Vitoria-Gasteiz

Re: LOS MARIDOS VII. 20-12-07 Salem

Mensajepor juliusin » 28 Feb 2008 03:38 am

Man77 escribió:
Volviendo al hotel, mi marido (que como ya os he dicho, todo lo ve y de todo se da cuenta) me señala un enorme fajo de billetes dentro de una papelera. Tras mi primer impulso de cogerlo y salir corriendo, recapacito y me da un poco de mal rollo. “Hay un tío ahí que mira mucho”, me dice mi marido “vámonos no sea que nos metamos en un lío, que de pobres no vamos a salir”. Tiene razón, pero os aseguro que había varios cientos de dólares. No sabemos si era de juguete o qué podía ser aquello, pero ¿qué habríais hecho vosotros?

Hoy se acaba nuestra aventura en Boston, pero mañana continua la que interrumpimos en NY, ¿venís con nosotros?


Anda, que lo que no os pase a vosotros! :lol:
Cada día que os leo estoy más enganchada. Como en relatos anteriores, las fotos son preciosas. Haber tenido la posibilidad de ver Bosto y Salen con semejante nevada es todo un lujazo. ¡Qué envidia!
Última edición por juliusin el 28 Feb 2008 06:02 am, editado 2 veces en total.

Avatar de Usuario
Roy Batty
Mensajes: 1997
Registrado: 11 Abr 2006 07:54 am
Ubicación: Manhattan, NYC

Mensajepor Roy Batty » 28 Feb 2008 03:50 am

No sé qué me ha gustado más, si el relato o las fotos.

Salem tiene pinta de ser muy curioso de visitar en cualquier circunstancia, pero la nieve sin duda acompaña.

Edito, porque no acostumbro a pasarme por el subforo de "Experiencias", pero estoy echando un ojo a vuestros capítulos anteriores y Boston me está encantando.
Por curiosidad, ¿usasteis más de una cámara, o siempre la misma? ¿Y cuál, en cualquier caso? ¿Y qué soft empleais para el HDR, el PhotoPix?
Última edición por Roy Batty el 28 Feb 2008 03:57 am, editado 2 veces en total.
Imagen

Avatar de Usuario
Iaras
Mensajes: 197
Registrado: 31 Jul 2007 01:56 am
Ubicación: Barcelona

Re: LOS MARIDOS VII. 20-12-07 Salem

Mensajepor Iaras » 28 Feb 2008 03:53 am

Man77 escribió:Mientras vamos a comer, mi marido, que en todo se fija y todo lo comenta, me dice: “¿Has visto lo blancos que tiene esta chica los dientes? Pero es que desde que hemos llegado me he dado cuenta de que hay mucha gente con sonrisas espectaculares...


jaja, lo de los dientes blanco nuclear es algo que a mi tambien me llamo mucho la atención...porque l a mayoria de la gente los tiene asi...

Man77 escribió:Entramos a comer a un sitio llamado “In a pig’s eye”, ¡qué cachondos! Y, ¿qué comeremos junto al puerto de Salem? Pues un estupendo guiso de pescador (Fisherman’s Stew) y el filetaco de atún más tierno que hemos probado nunca. El local lo llevan dos mujeres contundentes, de las de armas tomar, y además con un humor de lo más auténtico: nos echamos unas risas con ellas a colación del letrero que tienen sobre la puerta de salida de la camarera: “Beware with the waitress” (Cuidado con la camarera).


que cachondas las camareras, no?!?!?

Man77 escribió:Volviendo al hotel, mi marido (que como ya os he dicho, todo lo ve y de todo se da cuenta) me señala un enorme fajo de billetes dentro de una papelera. Tras mi primer impulso de cogerlo y salir corriendo, recapacito y me da un poco de mal rollo. “Hay un tío ahí que mira mucho”, me dice mi marido “vámonos no sea que nos metamos en un lío, que de pobres no vamos a salir”. Tiene razón, pero os aseguro que había varios cientos de dólares. No sabemos si era de juguete o qué podía ser aquello, pero ¿qué habríais hecho vosotros?


es que lo que no os pase a vosotros no le pasa a nadie, :lol: :lol: :lol: Yo no se que hubiera hecho....seguro que si meto la mano hubieran saltado 100 gorilas encima mio, jaja, hicisteis bien en salir pitando de alli..

Me lo paso tan bien con vuestro relato que parece que esté leyendo una novela....me teneis enganchada, sin duda una de las mejores experiencias que he leido y las fotos una pasada....siempre os digo lo mismo pero es que es verdad....

Man77 escribió:Hoy se acaba nuestra aventura en Boston, pero mañana continua la que interrumpimos en NY, ¿venís con nosotros?


siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii.................

Avatar de Usuario
noealonso
Mensajes: 340
Registrado: 11 Ene 2008 09:46 am

Mensajepor noealonso » 28 Feb 2008 03:58 am

Pues fijate que yo pensaba que Salem era diferente... como engaña la tv jaja. Eso sí, todo nevado es precioso.

me encanta Boston por lo que dices y las fotos que pones, estoy pensando en hacer una escapadita cuadno vaya en verano a NY.

Gracias de nuevo por tu relato :D

Man77
Mensajes: 261
Registrado: 16 Ago 2007 10:30 am
Ubicación: Valencia

Mensajepor Man77 » 28 Feb 2008 06:39 am

Roy, qué alegría verte por aquí...eres un mito del foro!!

Desde España llevábamos una canon compacta (no me preguntes qué modelo, pq no me acuerdo). Allí compramos una Olympus E-510. La mayoría de las fotos de Salem están hechas con la pequeñita, no paraba de caer nieve y no me atrevía a sacar la nueva. ¡Aún así dio muy buen resultado!, ¿no? El resto son casi todas con la nueva, alguna hay intercalada de la compacta, pero es que esa la llevaba mi marido que es menos aficionado que yo a las fotos.
Uso el PhotoPix y luego siempre la edito con Photoshop. El HDR es muy nuevo para mí y me da resultados desiguales. Poco a poco voy intentando usar trucos para disimularlo un poco y no sea tan cantarín.
Lo que más me gusta, sin duda, es que resalta mucho las texturas, sobre todo la de la nieve queda preciosa. Eso mismo es un problema para las caras, porque las avejenta.

Robertowes
Mensajes: 11
Registrado: 17 Ene 2008 05:36 am

Mensajepor Robertowes » 28 Feb 2008 07:09 am

joder pos porque tu marido se dio cuenta de que uno miraba sospechosamente la papelera y lo dejasteis porque sino no kiero saber que os habria pasado...
Sea lo que sea,yo no he sido.
Imagen

AmorEterno
Mensajes: 47
Registrado: 11 Sep 2007 04:00 am

Mensajepor AmorEterno » 28 Feb 2008 07:41 am

Que precioso pueblo, que bonitas fotos. Y que bonitos estaríais al ver ese fajo de billetes ahí no?
Me encanta vuestro relato. A ver que nos depara NY.

nygijon
Mensajes: 6
Registrado: 28 Feb 2008 06:49 am

Re: LOS MARIDOS VII. 20-12-07 Salem

Mensajepor nygijon » 28 Feb 2008 11:22 am

Llevo meses conectada a este foro, porque he ido a NY en Diciembre, y la verdad no encontraba momento de darme de alta en el foro.
Pero MARIDOS, he de deciros que estoy enganchada a vuestros relatos, todos los días me conecto para seguir vuestra historia y me encanta.
Un día de estos me armaré de paciencia y os contaré mi viaje.
Un saludo y espero con impaciencia vuestra vuelta de Boston a NY.

Avatar de Usuario
Godiva
Mensajes: 135
Registrado: 06 Jul 2007 02:20 am
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensajepor Godiva » 28 Feb 2008 12:36 pm

Man, me ha encantado la entrega de hoy, que encima, acaba con intriga. Me parece que Boston y Salem deben de ser interesantísimas, y que conducir por sus carreteras debe de ser fascinante.

Las fotos, geniales.

Avatar de Usuario
Silviadue
Mensajes: 67
Registrado: 11 Sep 2007 05:06 pm
Ubicación: Alicante

Mensajepor Silviadue » 28 Feb 2008 03:55 pm

No se lo que voy a hacer el dia que acabeis con vuestro relato porque me esta encantando.Me ha encantado Boston y Salem,ya que yo no fui me habeis dejado compartir con vosotros esas maravillosas fotos.Gracias

Avatar de Usuario
Pink Lady
Mensajes: 918
Registrado: 15 Jun 2007 04:52 pm
Ubicación: Valencia

Mensajepor Pink Lady » 28 Feb 2008 04:00 pm

Muy bueno el relato... y vaya nevada os pilló... Hizo que Salem tuviera más encanto aun!!!
Me alegra que lo pasarais tan bien... y que bueno lo de los billetes! :lol:
Quedamos a la espera de próximas aventuras!! :lol:
Think Pink!!

Y ya van 4... Soñando con la 5ª!


Imagen

Imagen

Avatar de Usuario
Roy Batty
Mensajes: 1997
Registrado: 11 Abr 2006 07:54 am
Ubicación: Manhattan, NYC

Mensajepor Roy Batty » 29 Feb 2008 05:04 am

Man77 escribió:Desde España llevábamos una canon compacta (no me preguntes qué modelo, pq no me acuerdo). Allí compramos una Olympus E-510. La mayoría de las fotos de Salem están hechas con la pequeñita, no paraba de caer nieve y no me atrevía a sacar la nueva. ¡Aún así dio muy buen resultado!, ¿no?

Eso me parece a mí también, sí.

El resto son casi todas con la nueva, alguna hay intercalada de la compacta, pero es que esa la llevaba mi marido que es menos aficionado que yo a las fotos.

Pues gracias por la explicación. Es que esa era la impresión que había sacado de ver las fotos, que estaban hechas o bien con cámaras distintas, o bien por personas distintas, y tenía curiosidad. Ya veo que fueron las dos cosas. :wink:
Imagen

Avatar de Usuario
ANA R
Mensajes: 37
Registrado: 25 Abr 2006 11:20 am
Ubicación: Valencia

Mensajepor ANA R » 29 Feb 2008 06:48 am

Ooooohh, ya no hay más? enhorabuena por los relatos. =D>
No le presto mucha atención a esta parte del foro pero me he leido de una atacada todo vuestro viaje, escribes muy bien, ..., y dices que aún te quedan unos días,no??puess, cuenta cuenta
NYC del 17 al 24 de marzo!!

Man77
Mensajes: 261
Registrado: 16 Ago 2007 10:30 am
Ubicación: Valencia

Mensajepor Man77 » 29 Feb 2008 07:29 am

Nos queda todavía una semana completa, no nos fuimos hasta el día 27, así que aún tenemos faena por delante


Volver a “Experiencias”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 8 invitados